ABRE SU CORAZÓN

Jimena Pérez "La Choco": "No me quiero morir", fue lo primero que pensó cuando le dijeron que tenía cáncer

Señaló que una de las razones por las que decidió compartir lo que pasó hasta el final, fue porque al principio no sabía a lo que se estaba enfrentando y cómo reaccionaría emocionalmente

Que vivió desde que se enteró que tenía cáncer
Jimena Pérez "La Choco" habló del duró proceso.Que vivió desde que se enteró que tenía cáncerCréditos: IG @jimenachoco
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Hace unos días, Jimena Pérez “La Choco”, ex conductora de “Ventaneando” compartió un video en sus redes sociales, en el que reveló que era su última quimioterapia tras padecer cáncer de mama, sorprendiendo con la noticia, pues nunca se supo que estuviera enferma hasta ese momento.

“Hoy abro mi corazón y les cuento que el viernes pasado fue mi última quimioterapia!! 2023 ha sido el año más difícil y retador. Comparto que después de una operación de 8 horas en mayo, varios ciclos de quimioterapia que comencé el 28 de junio, con los dolores físicos y emocionales que eso conlleva”, así lo dio a conocer.

Señaló que una de las razones por las que decidió compartir lo que pasó hasta el final, fue porque al principio no sabía a lo que se estaba enfrentando y cómo reaccionaría emocionalmente, su cuerpo, pues confiesa que tenía incertidumbre y mucho miedo, y ahora que lo sabe quiso compartir su experiencia a otras mujeres que están pasando por lo mismo.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP. EL PODER DE LA INFORMACIÓN EN LA PALMA DE TU MANO

Jimena Pérez “La Choco” revela qué fue lo más complicado de tener cáncer de mama

La Choco” confesó que vivió momentos muy complicados, muy difíciles, cuando le dijeron que tenía cáncer de mama, se le vinieron muchas cosas a la cabeza, una de ellas fue que no se quería morir.

“Fueron momentos muy complicados, muy difíciles, sí dudé, no en compartirlo, pero en cuando compartirlo, porque es algo que uno quiere compartir desde el principio, pero uno se siente muy vulnerable, lo primero que tienes es miedo, pasan cosas terroríficas en la cabeza, uno se imagina lo peor, cuando escuchas cáncer, lo primero que yo dije fue ‘No me quiero morir’”.

Jimena Pérez contó que la primera quimioterapia se la hicieron en Madrid, donde se mudó con su familia en 2019 para que su hijo Iñaki, quien padece Trastorno Específico del Lenguaje, que afecta el habla, la capacidad para escuchar, la lectura y la escritura, recibiera el tratamiento adecuado. Luego tomó la decisión de que las otras cuatro quimioterapias se las hicieran en México, porque eran las más fuertes y quería estar cerca de su familia.

“Me sentía arropada, me sentía amada, me sentía protegida, me sentía apapachada, creo que eso da muchísima fortaleza para el alma, fue un proceso muy complicado. Me realizaron una doble mastectomía por la enfermedad”.

Finalmente, agradeció a lo bondadoso y resiliente de su cuerpo, que le sorprendió con su fortaleza, y a su familia porque nunca soltó su mano.

“Hoy estoy sana, fuerte y agradecida de haber detectado el cáncer de mama a tiempo. A seguir disfrutando de la mano de Iker e Iñaki que son mi razón de existir. Rafa con mucho amor nunca soltó mi mano, aguantó mi sube y baja de emociones. Mi mamá Pau, mi abuela, Lauris: mis mujeres fuertes y amorosas que no se despegaron de mi”.