DANIEL BISOGNO

El secreto de Daniel Bisogno con sus pañales; esto le pasó en el hospital | VIDEO

Los cuatro días que estuvo el conductor Daniel Bisogno en terapia intensiva fueron "un infierno"

Escrito en ENTRETENIMIENTO el

“Quiero durar otro ratito”, dice Daniel Bisogno al reflexionar sobre la manera en que sus enfermedades le han cambiado la vida. El conductor cuenta que se ha enfocado, sobre todo, en mejorar sus hábitos alimenticios, ya que anteriormente le preocupaba más cumplir con el trabajo que comer adecuadamente.

Daniel Bisogno dice que fue impactado de manera profunda sobre todo a partir de la primera de las dos veces que ha estado en el hospital este año a causa de un padecimiento grave de várices gástricas.

“Mi hermano Alejandro y la mamá de mi hija fueron los que hicieron todo; gracias a ellos estoy aquí, se movieron rápido con el doctor y actuaron a tiempo. Digo que fue ‘a tiempo’ porque si no hubiera llegado ese día, si me hubiera esperado otro día, yo no estaría aquí, fueron cuatro litros de sangre (los que había perdido) e iba perdiendo casi 50 mililitros por hora”.

Únete  nuestro canal de WhatsApp. El poder de la información en la palma de tu mano

¿Por qué estuvo Daniel Bisogno en el hospital?

El conductor de "Ventaneando" Daniel Bisogno está ahora en el proceso de recuperación después de haberse sometido a dos operaciones complicadas. La primera de ellas fue esa cirugía de emergencia a la que se sometió a causa de várices gástricas. La segunda hospitalización fue igual de polémica: aunque en principio acudió al médico por una revisión médica, el doctor detectó que su vesícula estaba inflamada y programó una cirugía para días posteriores. Esa misma noche, sin embargo, el dolor era tan intenso que Daniel tuvo que volver al hospital para ser operado.

Aunque fue un proceso menos urgente que el de las várices, también tuvo sus complicaciones ya que el cirujano tuvo que tomar una decisión importante mientras estaba en la operación:

“El médico descubrió que la vesícula estaba muy pegada al hígado y entonces tuvo que dejar una parte, una especie de parche, para evitar una hemorragia”, cuenta.

 

Después de ambas operaciones, Bisogno ha vuelto al trabajo como conductor de “Ventaneando” y actor de la obra de teatro “Lagunilla mi barrio”. Sin embargo, es notorio su cambio físico: se ve más delgado y demacrado, aseguran en redes sociales.

Te recomendamos: Inés Sáinz explota: le quitan programa por negarse a ser “la mensa” y revela a quién se lo dieron

"Iba zurrado": Daniel Bisogno

En entrevista con Yordi Rosado, reveló que aquellos cuatro días en terapia intensiva fue “un infierno”, no sólo por las condiciones de salud, sino por lo que tuvo que soportar.

“Entendí que no somos nada ante una decisión del universo y que a la hora de la hora somos muy frágiles y que en cualquier momento puedes no estar. Estar en terapia intensiva fue de los… imagínense estar en cama y tener ganas de ir al baño y que te diga la enfermera: ‘pues zúrrese, no pasa nada`. Y pasa la gente y tú dices: me deja cagar tantito. Es muy humillante porque pierdes autosuficiencia y cuando te bañan es terrible porque vas zurrado”.

El uso de pañales para hacer del baño no fue lo más humillante, sin embargo. Daniel cuenta que incluso es peor cuando llega el momento del baño, para lo cual evidentemente requiere de la ayuda de enfermeros.

“Te tienen ahí mismo, te llevan y te acuestan; te ponen el champú, te enjuagan a jicarazos y te voltean como si fueras un pavo y te bañan con toallas húmedas y cosas así… pero imagínate, tú vas zurrado”.

Bisogno cuenta que esa experiencia fue una enseñanza de vida:

“Por eso hay que tener paciencia con la gente mayor y tener paciencia y ayudarlos porque para allá vamos todos”.