Así como lo vimos aquí en YoSoiTú con el vino, la cerveza bebida con moderación puede traer también beneficios a la salud. 

Aunque se le ha culpado de ser la responsable de provocar aumento en el tamaño del volumen del vientre de quien la bebe, como consecuencia de un abuso en su consumo, la realidad es que está más que comprobado que su ingesta con mesura no es tan dañina como se nos ha hecho creer, empezando con su bajo contenido calórico. 

UNA COPA DE VINO, ¿BUENA PARA LA SALUD?

Foto Pexels

Así como lo explica Install Group, conglomerado de marcas especializadas en el dispense de bebidas alcohólicas, “la cerveza es una fuente natural de nutrientes”. Para entender sus beneficios, debemos remontarnos a sus ingredientes, como la cebada que forma parte de la familia de las gramíneas, que se ha empelado no solo para la elaboración de cerveza, sino también de panes, al tratarse de una semilla.  

Dentro de los aportes nutricionales de la cebada destaca su alto contenido en ácido fólico, proteínas, carbohidratos y minerales, entre ellos, el fósforo, silicio, potasio y sodio —en menor porcentaje—. 

MITO O REALIDAD QUE LA CARNE DE SOYA SEA MÁS NUTRITIVA QUE LA CARNE DE RES

Foto Pexels

En cuanto a vitaminas destacan “del grupo B (niacina, piridoxina y riboflavina) y folatos. También es rica en lúpulo una sustancia que contiene polifenoles (flavonoides) con propiedades antioxidantes y efectos beneficiosos sobre el envejecimiento y el riesgo cardiovascular”, explica la Fundación del Corazón, sobre sus nutrientes. 

¿UNA TACITA DE CAFÉ? CONOCE LOS BENEFICIOS A LA SALUD DE ESTA BEBIDA

En temas de salud, se ha comprobado que el consumo de cerveza moderado ayuda a prevenir ciertas enfermedades y afecciones, como los infartos, pues evita la oxidación de las células, que se formen lesiones miocárdicas asociadas a los infartos y aumenta la generación de colesterol HDL, que es el colesterol bueno. 

Foto Unsplash

Relacionado al punto anterior, se relaciona que el consumo de cerveza ayuda a reducir el riesgo de cardiopatías isquémicas, beneficia la función cardiaca global y sus cualidades antiinflamatorias ayudan a disminuir las probabilidades de sufrir riesgo cardiovascular. 

Foto Unsplash

A nivel ósea, la cebada y la cerveza son ricas en silicio, que ayuda a fortalecer la densidad ósea y evitar la pérdida de la capacidad de los huesos, de ahí que su consumo se sugiera para reducir riesgo de fractura y osteoporosis. De acuerdo con el Instituto de Ciencia, Tecnología y Nutrición de los Alimentos, de España, se detectó que el consumo mejoró la densidad ósea femoral en mujeres que atravesaban por la menopausia y en adultas mayores. 

SNACKS SALUDABLES PARA MATAR EL HAMBRE

Foto Unsplash

En temas de salud mental, se comprobó que el silicio que aporta la cerveza puede proteger contra enfermedades neurodegenerativas, como Alzheimer. Además, la levadura de la cerveza promueve el funcionamiento del sistema nervioso y favorece la generación de nuevas células a nivel cerebral.  

TIPOS DE LECHE, MÁS ALLÁ DE LA DE VACA

Otra de sus benéficos es que, gracias a su alto contenido de potasio, la convierte en una bebida diurética, que ayuda a agilizar el tránsito, eliminando excesos de agua, que se traduce en una disminución del riesgo de cálculos renales. 

Foto Unsplash

HUEVOS PARA TODOS. MITOS Y REALIDADES DE ESTE ALIMENTO DE ORIGEN ANIMAL

Una de los grandes atractivos de la cerveza es que, al beberla fría, ayuda a equilibrar la temperatura, esto en gran medida por el gas que contiene. De acuerdo con la Revista Española de Nutrición Comunitaria, “el gas carbónico favorece la circulación sanguínea de la mucosa bucal, promueve la salivación, estimula la formación de ácido en el estómago y acelera el vaciamiento del estómago, todo ello favorable para una buena digestión”, señalan. 

En temas calóricos, en promedio una cerveza de 200 mililitros tiene 80 kcal, mientras que la etiquetada como cerveza sin alcohol, se reduce casi a la mitad con un estimado de 44kcalorías, de acuerdo con datos publicados por el FICYE, el Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilo de Vida. 

Foto Unsplash

Otro de los beneficios es que posee propiedades antiinflamatorias y antibióticas. 

De las últimas y más recientes investigaciones, se ha comprobado que una cerveza puede mejorar los problemas de insomnio, gracias al lúpulo. Se comprobó que la bebida posee un efecto analgésico que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, que favorece al sueño. 

LA IMPORTANCIA DE TOMAR AGUA, ¿TÚ SABES CUÁNTOS VASOS DEBES BEBER AL DÍA?

Foto Unsplash

Todos los beneficios que se le han atribuido a la cerveza son siempre considerando el consumo bajo moderación. Al igual que con el vino, se sugiere la ingesta de no más de dos botellas para los hombres y una para las mujeres. 

Además de su consumo, se recomienda combinarlo con una dieta saludable, que involucre los distintos grupos alimenticios o apostar por dietas equilibradas, como la mediterránea.  

¿Por qué la dieta mediterránea es considerada la más saludable del mundo?

Foto Unsplash