PERROS

¿Es bueno o malo dormir con nuestro perro? La ciencia lo revela

La decisión de compartir la cama con tu perro debe basarse en el bienestar de ambos. Si decides que tu amigo de cuatro patas no duerma contigo, proporciona una cama cómoda y un espacio exclusivo

Descubre si esto es bueno o malo
¿Eres de los que duerme con su perro?.Descubre si esto es bueno o malo Créditos: Freepik
Escrito en MASCOTAS el

En numerosos hogares, los perros van más allá de ser simplemente mascotas; se convierten en compañeros leales y fieles amigos que a menudo encuentran su lugar más querido: compartiendo la cama con sus dueños.

Más que una simple convivencia, dormir con nuestros caninos tiene beneficios tangibles que fortalecen los lazos emocionales y mejoran la calidad del sueño. Adentrémonos en el acogedor mundo de compartir la cama con nuestros queridos perros, explorando las razones por las cuales esta práctica no solo es común, sino también beneficiosa para nuestra salud emocional y física.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP. EL PODER DE LA INFORMACIÓN EN LA PALMA DE TU MANO

¿Es bueno o malo dormir con nuestro perro? Estudio lo revela

La Fundación Nacional del Sueño, una organización estadounidense dedicada a la salud y el descanso destaca que muchas personas eligen tener perros porque les brindan seguridad, protección, confort y afecto. La interacción con las mascotas tiene un efecto relajante, y acurrucarse con ellas puede despejar la mente y fomentar la tranquilidad, mejorando la calidad del sueño sin depender de medicamentos. Especialmente, los perros de servicio, entrenados para brindar apoyo emocional, ofrecen consuelo a quienes sufren trastornos de estrés postraumático durante las pesadillas.

Entre los beneficios de dormir con una mascota se encuentran la reducción de la ansiedad y la sensación de soledad, el alivio de problemas de salud mental, la contribución a la regulación emocional, la adición de un sentido y propósito de vida, y efectos positivos en el sistema cardiovascular, entre otros. Sin embargo, compartir la cama con tu perro no es perfecto, ya que pueden surgir desafíos como interrupciones en el sueño debido a ruidos o movimientos del animal.

Además, algunos perros pueden considerar la cama como su territorio, generando posibles problemas de convivencia y comportamientos inesperados. También se deben considerar los posibles riesgos para la salud, como alergias y enfermedades transmitidas por parásitos. Según la Fundación de Asma y Alergias de Estados Unidos, las alergias a mascotas con pelaje son comunes, y dormir con un perro podría aumentar este riesgo.

La decisión de compartir la cama con tu perro debe basarse en el bienestar de ambos. Si decides que tu amigo de cuatro patas no duerma contigo, proporciona una cama cómoda y un espacio exclusivo para mantener un equilibrio armonioso en el hogar.

SÍGUENOS EN EL SHOWCASE DE GOOGLE NEWS