La Reina Isabel II demostró su amor por los animales a lo largo de sus 70 años en el trono, de criadora de perros raza corgi y caballos pura sangre.

La fallecida reina fue dueña de una gran cantidad de animales que se encuentran en los países de su reinado, ya que desde su adolescencia, fue fanática de los perros corgis, una raza que la acompañó toda su vida e incluso llevó a muchos de ellos a eventos públicos.

Los perros de la reina Isabel II

El rey Jorge VI introdujo un corgi galés de Pembrokeshire en la casa real en 1933, lo que despertó la fascinación de la reina por la raza. 

Cuando cumplió 18 años, la reina recibió como regalo una perrita de nombre Susan, de ella descienden algunos de los corgis y dorgies, cruce de corgi con dackel, último que tuvo la Reina.

"La alfombra andante", así se refería a ellos la princesa Diana, pues Isabel II llegó a tener 30 perros de esta raza.

Incluso en 1947, la perrita Susan acompañó a a reina Isabel II y Felipe de Edimburgo a su luna de miel en Escocia.

En febrero de 2021, la reina tuvo dos nuevos cachorros, un corgi, Muick, y un Dorgi, Fergus, de manos de su hijo, el duque de York, y sus hijas, la princesa Beatriz y la princesa Eugenia. Aunque Fergus murió tres meses después de haber sido entregado a la Reina, el Príncipe Andrew y sus hijas le dieron a la Reina otro corgi, llamado Sandy.

aemz