La lengua de un perro tiene varios músculos que discurren en las tres direcciones del espacio, lo que les hace posible sus funciones de prensión de alimento, succión de líquidos, y acción de deglución.

En general, todos los perros sacan la lengua cuando están cansados o han hecho mucho ejercicio. Sin embargo, existen diferentes razones por las cuáles un perro lo hace, aquí te las explicamos.

¿Por qué sacan la lengua?

La lengua concentra un gran flujo sanguíneo. Por supuesto, cuando tienen sed sacan la lengua para humedecerla. 

Cuando están emocionados necesitan sacar la lengua porque les puede llegar a costar respirar por la nariz.

El jadeo es una respuesta fisiológica que puede desencadenarse por el incremento de la temperatura ambiental, ejercicio físico o emociones intensas.

¿Por qué hay lenguas azules?

Varias razas y cruces de las mismas sustentan este rasgo característico, pero, ¿por qué?

La ciencia señala que la lengua azul de algunos perros y de otros mamíferos –como el oso polar o la jirafa- está directamente relacionada con una alteración genética.

Eso sí, en caso de que la lengua de nuestro perro se torne pálida, muy roja, azulada, amarilla o marrón, debemos concertar una cita con el veterinario. 

Aunque no está nada claro el motivo por el cual se llevó a cabo esta mutación, esta característica de los animales no afecta a la salud de los mismos.

La lengua azul en perros la localizamos en los Chow Chow, los Shar Pei y en algunos de sus cruces.

Su herramienta para beber agua

¿Te has detenido a observar el movimiento de su lengua en este momento? 

Cuando van a beber, meten la lengua profundamente en el agua y enrollan la punta hacia arriba y hacia atrás, adquiriendo una forma de cucharón, para que el agua quede atrapada.

Como dato extra, los perros pueden saborear cosas amargas, saladas, dulces y agrias. Aun así, en la elección de lo que ingieren, el sentido que prima es el olfato por encima del gusto.

aemz