El día de ayer 5 de mayo la plataforma de streaming, Netflix estrenó la mini serie llamada “Clark” que está basada en la vida del estafador sueco Clark Olofsson, quien inspiró el síndrome de Estocolmo.

“Clark” cuenta con 6 capítulos la vida de Clark Olofsson, donde nos narran la vida del criminal más famoso de la historia sueca, cuya intervención en un asalto frustrado en los setenta dio origen a lo que se conoce como síndrome de Estocolmo.

Dichos hechos que comenzaron el 23 de agosto de 1973 en el banco Sveriges Kreditbanken, en la capital de Suecia, cuando el asaltante Jan-Erik Olsson, a punto de fracasar y tras herir a un policía, tomó rehenes. Sin salida, aceptó abrir negociaciones: pidió que le llevaran a Clark Olofsson, quien entonces estaba en la cárcel, más dinero, dos armas, chalecos antibalas y un automóvil.

Clark está interpretado por Bill Skarsgård, el actor de la nueva versión de It, la película basada en la novela de Stephen King. Skarsgård es uno de los ocho hijos de Stellan Skarsgård (Dune, Mamma Mia!), cuya familia de artistas incluye a Alexander (The Northman, Big little Lies), Gustav (Vikingos, Westworld) y Valter (Fun House).

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO?

De acuerdo al portal Healthline, El síndrome de Estocolmo es una respuesta psicológica y ocurre cuando los rehenes o víctimas de abuso crean vínculos con sus captores o abusadores. Esta conexión psicológica se desarrolla a lo largo de los días, semanas, meses, o incluso años de cautiverio o abuso. De esta forma rehenes o víctimas de abuso pueden llegar a simpatizar con sus captores.

¿QUIÉN ES CLARK OLOFSSON, EL CRIMINAL QUE CONQUISTÓ A SUECIA?

Clark Olofsson, cuya vida inspiró la nueva serie de Netflix, nació en Suecia en 1947. A la edad de 16 años ingresó en una institución para delincuentes juveniles por varios delitos cometidos a esa edad. A partir de aquí, su historial criminal no mejoró. En 1965, Olofsson y otros dos niños escaparon de la institución y entraron a robar en la finca del primer ministro sueco Tage Erlander. En 1966, fue condenado a tres años de prisión, siendo esta su primera sentencia de prisión.

Ese mismo año se fugó de la prisión Tidaholm, y se vio envuelto en un robo, donde su amigo Gunnar Norgren le disparó a un policía. Olofsson fue sentenciado a 8 años de prisión por su participación en el crimen.

Otro de los sucesos más conocidos de su vida fue el robo al banco Kreditbanken at Norrmalmstorg en 1973. Olofsson estaba preso cuando Jan-Erik Olsson, otro ladrón que había conocido a Oloffson en prisión, tomó rehenes en el banco Kreditbanken at Norrmalmstorg en Estocolmo. Olosson demandó que Olofsson entrara al banco. Olofsson fue llevado al banco, donde pasó los siguientes seis días con los rehenes. Cuando la policía logró sacar al dúo de ladrones de la bóveda del banco, muchos de los rehenes los defendieron, entre ellos, Kristin Enmark, quien tuvo una breve relación con Olofsson. Fue a partir de este hecho que se creó que la popular frase "Síndrome de Estocolmo".

FOTO TOMADA DE ALCHETRON

(Azucena Uribe)