POLLO

¿Cómo limpiar el pollo de manera fácil y segura?

La razón por la que no se debe lavar el pollo radica en que al hacerlo puede contribuir a la propagación de bacterias en la cocina, según la Food and Drug Administration (FDA)

Podrás limpiar el pollo sin problemas
Si sigues estos sencillos pasos.Podrás limpiar el pollo sin problemasCréditos: YouTube
Escrito en SAZÓN Y SABOR el

Es fundamental mantener la limpieza en la cocina, incluyendo el lavado y desinfección de verduras, superficies y utensilios. Sin embargo, es importante reconocer que no todas las prácticas de higiene son adecuadas para todos los alimentos. Por lo tanto, es crucial comprender cómo limpiar el pollo de manera segura para evitar riesgos de intoxicación alimentaria. A continuación, te decimos cómo limpiar el pollo.

La razón por la que no se debe lavar el pollo radica en que al hacerlo puede contribuir a la propagación de bacterias en la cocina, según la Food and Drug Administration (FDA). Las aves suelen representar un mayor riesgo de contaminación, ya que pueden contener patógenos como Campylobacter, Yersinia, Salmonella y E.coli. Aunque pueda parecer lógico lavar el pollo para eliminar estas bacterias, en realidad aumenta el riesgo de intoxicación alimentaria debido a la contaminación cruzada.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP. EL PODER DE LA INFORMACIÓN EN LA PALMA DE TU MANO

¿Cómo limpiar el pollo de manera fácil y segura?

1. Lávate las manos durante al menos 30 segundos antes y después de manipular el pollo, utilizando jabón líquido y secándote con una toalla de papel desechable.

2. Prepara todos los demás alimentos que acompañarán al pollo antes de tocarlo, manteniéndolos en un lugar apartado del área de manipulación del pollo crudo.

3. Cubre la zona de trabajo con papel de cocina para evitar la dispersión de los jugos del pollo.

4. Si es necesario limpiar el pollo, utiliza papel de cocina seco y realiza movimientos suaves sobre la superficie que deseas limpiar.

5. Elimina inmediatamente los residuos y toallas usadas en un bote de basura fuera de la cocina.

Después de manipular el pollo, lávate las manos minuciosamente con agua y jabón durante al menos 20 segundos para eliminar cualquier bacteria y prevenir la contaminación de otras áreas. Posteriormente, limpia y desinfecta la zona de trabajo utilizada para limpiar el pollo. Cocina el pollo inmediatamente para garantizar su seguridad.

SÍGUENOS EN EL SHOWCASE DE GOOGLE NEWS