Estamos en pleno verano y como cada año, los colores más vibrantes se vuelven tendencia, inspirados en el calor, el sol, la playa y las vacaciones. Tomando como referencia estos elementos es que el mundo de la belleza se inspira para crear propuestas novedosas, tal como actualmente sucede con los diseños de manicure.  

De todas las ideas que han surgido para esta época, como el francés invertido, uñas en tono pastel o simplemente en color blanco, hay otra que se ha convertido en la favorita; se trata de aquella con diseños de ondas, inspirados en las olas de mar.

Esta tendencia se lleva en una o todas las uñas y en todos los colores disponibles, de preferencia en tonos neón que te ayuden a resaltar tu nuevo bronceado de verano. Las ondas o líneas onduladas van en distintas direcciones y en diferentes grosores, desde trazos muy delgados y sutiles hasta líneas más gruesas.  

Aquí no importa la precisión, así que no te preocupes si las líneas no salen parejas, justo de eso se trata, la idea es que te diviertas y te atrevas a llevar un diseño arriesgado, versátil y diferente a como sueles llevar tu manicure el resto del año. 

Una propuesta conservadora 

Si eres menos arriesgada y tu estilo es más clásico, puedes apostar por las líneas onduladas para tu manicure en una o dos uñas como este diseño más conservador. El resto de tus uñas píntalas completamente, así conseguirás resaltar las que tienen impreso el diseño con ondas. En cuanto a los colores, el blanco es elegante y neutro. 

Listones de colores 

Como si se tratara de unos listones, puedes replicar este diseño conservador y fácil de hacer. Basta con marcar una onda diagonal a lo largo de tu uña. Después, con cuidado, marca otra línea con otro barniz, de un color distinto. Y´, por último, repite con un tercer tono. El efecto de listón quedará listo y tus uñas estarán en tendencia. 

Camino a la diversión 

Igualando el diseño de las líneas de la carretera que te llevan a la playa, las ondas amarillas son una propuesta que puedes replicar en tu próxima manicure. Como podrás darte cuenta, el diseño incluye además una guía de flores, que también fue impreso siguiendo la misma ruta ondulada. 


Combina tus colores favoritos 

Si además de llevar un diseño con líneas onduladas deseas combinar tus colores preferidos, puedes hacerlo como esta propuesta que combina tres tonos: el blanco, que es neutro y combina a la perfección con otros colores; como el naranja fuerte y el naranja en acabado neón, que les dan un efecto vibrante a las uñas. Juega con los colores, entre más contrastantes, mucho mejor. 

Entre colores complementarios 

Siguiendo con la propuesta de combinar colores, otra idea es hacerlo a través de combinaciones entre tonos complementarios. Esta idea de manicure es un claro ejemplo, en el que se coordinaron tonos morados, rosa y azules. La base que se eligió fue un azul cielo. Después se incluyó un morado, lila y rosa claro para crear las ondas verticales. El toque final se lo dieron con los destellos de las estrellas blancas que se pintaron al final. 

Con brillos y centellas 

Si eres de las que les gusta la pedrería para tus uñas, también puedes apoyarte de este recurso para recrear el efecto ondulado. Las ideas son infinitas. Puedes pintar tu uña de un solo color y con ayuda de las piedras crear algunas ondas. O si lo prefieres, puedes inspirarte en este diseño que, además de llevar líneas irregulares con esmalte, se complementó con una guía de piedras, para darle ese toque de brillo que tanto te gusta. 

Hasta la raíz

Ya si eres de las que le gusta combinar el diseño de tus uñas de las manos con la de tus pies, entonces considera también esta propuesta en la que se hicieron dos ondas por uña para crear un efecto acaracolado.