Una piel bonita no se obtiene de la noche a la mañana. Como cualquier parte de nuestro cuerpo, nuestra piel requiere cuidados especiales y, dependiendo sus necesidades, ciertos elementos.

Sin embargo, existen rutinas de cuidado facial bastante sencillas que puedes llevar a cabo para mantener una piel radiante y luminosa todo el día.

Lo primero que debes saber es que la elección de productos para tu skincare dependerá enteramente de tu tipo de piel: si es seca, mixta o grasa. De preferencia, debes consultar este tema con un dermatólogo.

Para establecer una rutina de skincare para el día existen varios factores a considerar, pero lo que sabemos es que a todes nos interesa tener una piel bonita, hidratada, viva y suave.

Paso 1. Limpiador

Durante la noche, nuestra piel segrega grasa y saca contaminantes con los que tiene contacto durante el día. Por ello es importantísimo que antes de aplicar cualquier producto la limpies.

Existen diversos limpiadores faciales, de tantas marcas como colores y formas, pero debes tener en cuenta al menos dos cosas para elegir el limpiador perfecto: tu presupuesto y tu tipo de piel.

Existen limpiadores dermatológicos y de marcas de lujo que suelen ser suaves y delicados con la piel del rostro, pero jabones neutros en barra también pueden fungir como limpiadores faciales.

Si eliges un limpiador de farmacia o jabón natural, ten en cuenta que debe cumplir con el beneficio que buscas para tu piel. Si tienes problemas de piel rosácea o resequedad, es importante que prefieras un jabón neutro o un limpiador syndet, que no sea agresivo con tu piel.

Si eres de piel grasa, un limpiador que además tenga exfoliante y corte la barrera de grasa en tu piel es el ideal. Jabones naturales de avena o semillas también te pueden ayudar.

En caso de que tengas demasiados granitos en tu cara o un problema de acné, en YoSoiTú te recomendamos acudir a un dermatólogo. Un profesional te ayudará a encontrar el mejor producto para tu situación.

Paso 2. Suero

Elegir el suero ideal para tu piel no es una tarea sencilla, pero podría resultar divertido, pues igual existen tantas variedades como necesidades tiene la piel de nuestro rostro.

El suero debe elegirse, idealmente, de acuerdo con la edad de tu piel.

Si eres muy joven, podría ser mejor que uses un suero iluminador, pero si estás entrando en la edad de los 30, busca uno antioxidante. Si pasas de ahí... podría ser uno reafirmante.

Los sueros más populares suelen ser los que contienen vitamina C o ácido hialurónico, solo ten en cuenta que, si tienes piel sensible, los sueros con base ácida pueden irritar tu piel.

Hay sueros que controlan la rosácea en la piel del rostro, un problema generalmente de hidratación y sensibilidad. Para elegir el mejor suero para ti te recomendamos leer lo que cada uno contiene antes de hacer el gasto.

Paso 3. Hidratante

Es súper importante que hidrates la piel de tu carita con una crema o gel que le dé un aspecto radiante y joven. Además de usar un hidratante como parte de tu rutina de skincare, debes tomar al menos 2 litros de agua al día, eso ayudará mucho a que tu cuerpo y tu piel se sientan bien.

Para elegir la crema ideal basta con recordar nuestras recomendaciones anteriores: tu presupuesto y tu tipo de piel. Si prefieres usar gel hidratante en lugar de crema debes tener en cuenta que éstos hidratan menos y suelen tener perfume.

Si eliges una crema de marcas dermatológicas o de lujo es sumamente importante que verifiques que sea crema de día, pues las cremas de noche suelen ser más pesadas y contienen otros elementos que limpian tu piel cuando duermes.

Si prefieres una crema o hidratante de marca económica no debes olvidar leer los componentes, para elegir la que mejor se adapte a tu tipo de piel: mixta, seca o grasa.

Paso 4. Protector solar

También conocido como bloqueador solar, el protector no puede faltar en tu carita, esto porque los rayos UV son cada vez más agresivos, lo mismo que la contaminación por la alta emisión de gases y por pasar demasiado tiempo frente a una pantalla.

El protector solar no era necesario hasta hace poco tiempo, pero el alto índice de cáncer en la piel y manchas por radiación lo convirtieron en un producto que no puede faltar. Además, porque minimiza el efecto rosáceo en la piel del rostro.

Elegir el mejor protector solar para tu piel es más sencillo que el suero y la crema, pues depende más de la textura que te guste sentir en el rostro. Hay protectores con textura muy líquida que dejan una sensación suave; y otros más pesados que dejan una sensación más grasa.

Lo que no debes olvidar al elegir tu protector solar es que cualquiera debe tener factor de protección 50+. Si eliges uno con color es recomendable que tenga el mismo factor de protección.

Hay bases de maquillaje que ya contienen protector solar, pero la mayoría de éstas no pasan del 30+ en factor de protección. Así que en YoSoiTú te recomendamos usarlo separado.