BELLEZA

¿Cómo preparar un baño relajante en casa?

Si lo que buscas es un espacio donde puedes quitar todo el estrés del día a día, aquí te decimos los pasos a seguir para disfrutar de un baño

Baño relajante.Créditos: Pixabay
Escrito en TENDENCIAS el

Si buscan un espacio de relajación, después de un día de mucho estrés en el trabajo, nada mejor que prepararte un baño relajante que te ayudará a liberarte de toda la carga de energía y además te hará sentir mejor para poder descansar.

Recuerda que un buen baño, es una de las mejores formas de disminuir las tensiones y prepararnos para dormir. Ya sea solo o en compañía, aquí te mostramos cómo prepararlo y finalizar tu día como te lo mereces.

Rutina para un baño relajan en casa

  • Lo primero con lo que debes contar para un baño relajante es con una bañera en casa, sin embargo, si este no fuera el caso, la ducha también puede ayudarte para crear un ambiente tranquilo en el que puedas desconectar de tus problemas y disfrutar de un momento de paz.

  • El siguiente paso es contar con al menos 15 minutos disponibles, usar agua caliente, y tomarlo con calma, la idea es disfrutarlo sin tener algún tipo de prisa. Si tienes pareja es una gran idea tomar un baño relajante y romántico juntos y disfrutar de toda la experiencia.

  • El ambiente también es una pieza fundamental en un baño relajante, por ejemplo, lo recomendable es usar luces tenues y suaves, también puedes usar velas aromáticas, de preferencia de lavanda para ayudarte a reducir el estrés.

  • La música es otro elemento fundamental en este tipo de baño, ya que será parte de la relajación que te ayude a desconectar tu mente y alejarla de las preocupaciones.

  • En el caso de tener una bañera entonces llénala de agua con una temperatura media, puedes usar sales de baño de tus aromas preferidas o aceites de lavanda o de romero, que te ayudarán a calmarte y disminuir el estrés.

  • Si tienes ducha puedes usar tu exfoliante corporal preferido y masajea tu piel con un guante o escoba mientras aplicas el jabón. Siente como el agua corre por tu cuerpo y se lleva con ella toda la tensión.