SALUD Y BIENESTAR

3 ejercicios que pueden ayudarte en el dolor de la ciática

Si sufres de dolor en esta parte del cuerpo, estas rutinas pueden ayudarte para mejorar el padecimiento

Ciática.Créditos: Especial
Escrito en TENDENCIAS el

La ciática y el dolor de espalda es uno de los padecimientos más comunes que sufren las personas, este puede ser tan intenso que a veces nos puede impedir realizar nuestras actividades diarias. Por esa razón, los expertos recomiendan hacer ciertos ejercicios en casa para mejorar los síntomas de esta zona del cuerpo.

Lo primero que debes recordar que el dolor es el principal síntoma de la ciática, el cual puede agravarse y transformarse en inaguantable e intenso que podría dificultarte la capacidad de ejecutar cualquier movimiento o caminar, por ejemplo, incluso se puede llegar a sentir una sensación de hormigueo en las piernas, las pantorrillas y en los pies. 

Si sufres de estos síntomas provocados por la ciática, existe una serie de ejercicios que te ayudarán a reducir notablemente esas molestias asociadas a este padecimiento.

Rodilla al pecho

Este ejercicio puede ayudarte en general con la salud de tu espalda y la ciática, según los expertos. Solo necesitas echarte de espaldas con la cabeza apoyada sobre un libro o una almohada delgada, dobla las rodillas y apoya los pies en el suelo, a la altura de las caderas.

Mover las rodillas juntas de un lado a otro

Para esta rutina tienes que echarte de espaldas, dobla las rodillas y coloca los pies juntos sobre el suelo, después mueve las rodillas juntas de un lado del tronco hacia el otro.

Este ejercicio te ayudará a movilizar la espalda baja, que es de donde sale el nervio ciático, también con el dolor del nervio causado por el síndrome del piriforme, estenosis espinal y enfermedad degenerativa de los discos.

Extensión de la espalda

Solo necesitar echarte boca abajo, apóyate en los antebrazos, con las palmas de las manos sobre el suelo, y arquea la espalda hacia atrás. Los codos deben quedar a la altura de las costillas, pegados a estas, y debes mantener el cuello recto, sin inclinarlo hacia atrás. Los expertos recomiendan mantener la posición por cinco o 10 segundos y repetirla entre ocho y 10 veces.