Un canino llamado Firulais encontró chamba como "supervisor de ruta" después de que el perrito llegara a la terminal de autobuses en Acapulco, lugar donde se ganó el cariño de los trabajadores.

A través de Facebook, en la página Amigos de Lucho, el can se habría convertido en un acompañante fiel de todos los checadores, choferes, boleteros y auxiliares, mismos quienes hace unos días le otorgaron un gafete como un colaborador más de la terminal.

El perro, también conocido como "Negro", llegó a la Central de Autobuses ubicada sobre la Avenida Ejido hace año y medio.

Por esta razón, los empleados del lugar le otorgaron un carnet en el que se lee "Terminas Ejido. Firulais Aplana Calles. Supervisor de Ruta".

aemz